Y qué harás ahora

¿Y qué harás ahora, mi querido hijo de ojos azules? ¿Y ahora qué harás, mi joven querido? Voy a regresar afuera antes de que la lluvia comience a caer, caminaré hacia el abismo del más profundo bosque negro, donde la gente es mucha y sus manos están vacías, donde el veneno contamina sus aguas, donde el hogar en el valle encuentra el desaliento de la sucia prisión y la cara del verdugo está siempre bien escondida, donde el hambre amenaza, donde las almas están olvidadas, donde el negro es el color y ninguno el número, y lo contaré, lo diré, lo pensaré y lo respiraré, y lo reflejaré desde la montaña para que todas las almas puedan verlo, luego me mantendré sobre el océano hasta que comience a hundirme, pero sabré bien mi canción antes de empezar a cantarla. (A hard rain`s a-gonna fall. Bob Dylan, Premio Nobel de Literatura 2016)






Primera Página: "La gallina Saltarina", de Janett Camps

 
"Para los niños, para los niños que juegan a veces con un pollito real o una gallina en un libro de cuentos, para ellos, con todo mi ser en honor a mi niñez, les escribo esta historia." (Janett Camps)



Janett Camps:
 
"Los niños sueñan a través de los cuentos, se emocionan y muchas veces aprenden enseñanzas. Durante una época fue editora de libros de cuentos infantiles, ya adulta, leía, y editaba los cuentos escritos, y a pesar de ser adulta, la emoción me llenaba y muchas veces mis ojos se llenaron de lágrimas, es cierto que los cuentos infantiles están escritos para los niños, pero también es cierto que la madre, el padre, la maestra, o la persona que lee ese cuento al niño debe transmitir con su lectura toda la emoción y la fantasía para que la palabra escrita pueda dibujar figuras en las pequeñas cabezas, emociones e historias a veces inolvidables."
  


                                             La gallina Saltarina

Los ojitos azules y traviesos miraban a través de la ventana de su cuarto a la gallina Saltarina, que andaba por el patio con sus seis pollitos amarillos y pequeñitos, tenía un piquito chiquitico pero glotón, picaban constantemente y corrían detrás de la gordita Saltarina.
Coral, es el nombre de la niña de nuestra historia, dueña de unos bellos ojos azules y traviesos a que todos sus amigos querían.
Coral se había levantado muy temprano esa mañana, se había vestido con la ropa que usaba con su abuela para ayudarla a sembrar las flores y salió silenciosa de su cuarto.
Sus ojitos azules miraban a un lado y a otro, para ver si alguien en la casa la estaba viendo, caminó en puntillas de pies y bajó las escaleras.
Salió al patio de la casa. El Sol apenas asomaba sus tenues rayos y el azul del cielo tenía un gris hermoso.
Los ojitos azules de Coral buscaron rápidos a Saltarina y sus pollitos, estaban echados sobre un montón de hojas secas muy pegaditos unos junto a los otros.
 
 
 
"La gallina Saltarina" (16 de febrero de 2012, Amazon [Kindle Edition])
Autor: Janett Camps 
Portada: Lucy Murray (Ilustradora Digital)
Diseños: J C 

 Otras obras de Janett Camps:
"Humanos entre perros" (06 de junio de 2007, Amazon [Kindle Edition])
"Dolor cubano" (02 de diciembre de 2012, Amazon [Kindle Edition])
"Las raíces del árbol americano" (02 de diciembre de 2012, Amazon [Kindle Edition])
"Mi amigo imaginario PIRITO" (28 de diciembre de 2012, Amazon [Kindle Edition])
"Amor muy mío/Amore molto mío" (08 de febrero de 2013, Amazon [Kindle Edition])















2 comentarios:

Jayja para tí... dijo...

Ay! Yo quisiera tener tiempo para leérmelo todo! No sabía que estaba aquí mi gallinita! Me ha dado tanta alegría ! Gracias carita de chimpancé ! Te quiero!

crónicas de un e-writer dijo...

Un beso, Janett