Y qué harás ahora

¿Y qué harás ahora, mi querido hijo de ojos azules? ¿Y ahora qué harás, mi joven querido? Voy a regresar afuera antes de que la lluvia comience a caer, caminaré hacia el abismo del más profundo bosque negro, donde la gente es mucha y sus manos están vacías, donde el veneno contamina sus aguas, donde el hogar en el valle encuentra el desaliento de la sucia prisión y la cara del verdugo está siempre bien escondida, donde el hambre amenaza, donde las almas están olvidadas, donde el negro es el color y ninguno el número, y lo contaré, lo diré, lo pensaré y lo respiraré, y lo reflejaré desde la montaña para que todas las almas puedan verlo, luego me mantendré sobre el océano hasta que comience a hundirme, pero sabré bien mi canción antes de empezar a cantarla. (A hard rain`s a-gonna fall. Bob Dylan, Premio Nobel de Literatura 2016)






Primera Página: "El arpa mágica" de Gerard F. Fast




Novela fantástica, llena de vitalidad y ritmo ágil. Fácil de leer en todas sus páginas. Los protagonistas viajan de un lugar a otro para entender la esencia de la vida y las preocupaciones de la gente.


Sinopsis

Un mago advierte que su reino no es tal y como él pensaba. Es un reino descuidado y triste, en vez de hermoso y alegre. Decidido a poner remedio, envía a cinco diminutos caballeros de azúcar a recorrer el mundo a lomos de cinco topillos voladores. Los caballeros deben indagar la forma de gobierno de otros reinos y repúblicas, y tomar buena nota de cuanto vean.



                                             1

                                       El mago

Una mañana de un tiempo lejano, cuando el mundo no era tal y como lo conocemos ahora, un mago se asomó a la ventana de sus aposentos y dejó que la vivificadora brisa matinal meciera sus cabellos y espabilara su adormilado rostro, hermoso y juvenil. Desde la torre en que habitaba, levantada en mitad de un valle, en lo alto de un peñasco solitario y escarpado, aquella mañana el mago contempló su reino y tuvo la agradable y rara sensación de que lo veía por primera vez.
Vio el río descender de las montañas, zigzaguear en el valle y ensancharse hasta formar un gran lago de aguas transparentes. Conmovido por la visión, pensó que en ningún lugar del mundo podía haber reino más bello que el suyo.
Mas de pronto advirtió que el valle carecía de flores, y que en él sólo crecía un espantoso arbusto cubierto de espinas agudas y oscuras.
Vio, también, que no había pájaros que anidasen en los árboles, porque no había pájaros ni árboles.
Vio que no había  animales que correteasen en la hierba, porque no había animales ni hierba, y sólo unos topillos marrones cavaban sus madrigueras en el páramo.
Vio las humildes casitas de pizarra negra amontonadas junto al lago. Vio las lánguidas figuras de sus súbditos deslizarse por callejuelas umbrías. Y vio, no sin asombro, a los pescadores afanarse en destartaladas chalupas y recoger redes poco afortunadas.
Confuso, el mago se retiró al interior de sus aposentos.
¿Cómo explicar aquello?

"El arpa mágica" (5 de noviembre de 2012, Amazon)
Autor:  Gerard F. Fast


No hay comentarios: