Y qué harás ahora

¿Y qué harás ahora, mi querido hijo de ojos azules? ¿Y ahora qué harás, mi joven querido? Voy a regresar afuera antes de que la lluvia comience a caer, caminaré hacia el abismo del más profundo bosque negro, donde la gente es mucha y sus manos están vacías, donde el veneno contamina sus aguas, donde el hogar en el valle encuentra el desaliento de la sucia prisión y la cara del verdugo está siempre bien escondida, donde el hambre amenaza, donde las almas están olvidadas, donde el negro es el color y ninguno el número, y lo contaré, lo diré, lo pensaré y lo respiraré, y lo reflejaré desde la montaña para que todas las almas puedan verlo, luego me mantendré sobre el océano hasta que comience a hundirme, pero sabré bien mi canción antes de empezar a cantarla. (A hard rain`s a-gonna fall. Bob Dylan, Premio Nobel de Literatura 2016)


viernes, 15 de diciembre de 2017

Bilbao

   

     
Pinchar en la imagen para ver el video de Itoiz
La Academia del Urbanismo (The Academy of Urbanism) ha concedido el galardón Mejor Ciudad Europea 2018 a Bilbao, en los premios The Urbanism Awards 2018. Ha competido con Ljubljana (Eslovenia) y Viena (Austria), las otras dos ciudades finalistas.
    He escogido un video en YouTube con la canción Lau teilatu, de Itoiz, en el que sale Bilbao. (Video de María Solt)

      He leído que Worldwide Aeros Corporation tiene en fase de pruebas al Aeroscraft, un dirigible cargado con helio y provisto con la tecnología más avanzada. Será una especie de hotel volador, de lujo, con capacidad para 180 personas. Me ha llamado la atención porque en mi libro Hades. La era del infierno, uno de los personajes, situado en las dos primeras décadas de los años 20, hablaba de los grandes zeppelines como el futuro de la aeronáutica, y me ha resultado curiosa la coincidencia. Mi intención era situar mejor al personaje en su época, en unos años en los que la aviación aún no había desbancado del todo a los dirigibles, sin pretender hacer futurismo.
      «—Exacto: parecen zeppelines. Y seguramente eso es lo que eran, pero con una tecnología avanzadísima. En mi opinión, el futuro de la aeronáutica está en los dirigibles —dijo, plenamente convencido.
—¿Qué me dice de la aviación?
—Que no sirve. Para pequeños trayectos, de acuerdo; pero no para largos viajes. Se precisa demasiado combustible, un hándicap insalvable. Para llegar a la Luna harían falta miles de galones en sus depósitos, y el calentamiento de los motores sería tremendo. Descarte la aviación. El zeppelín es el futuro. Dentro de cien años el hombre viajará en ellos a la Luna de la misma manera que los barcos viajan a América. Irán cargados de cientos de personas y toneladas de mercancías, algo que considero improbable que sea factible con los vehículos voladores a motor exclusivamente.»

      Y mientras el presidente de Estados Unidos Donald John Trump se dedica a malmeter, en Bizkaia nos dedicamos a preparar la Navidad y la fiesta de Año Nuevo.

      Puede que mucha gente se pregunte por qué se celebra la Navidad el 25 de diciembre. En el libro Roma y los bárbaros, de  Terry Jones y Alan Ereira, se dice fue Constantino el Grande, en el 352, quien estableció el 25 de diciembre como el día en que la Iglesia debía celebrar el nacimiento de Jesús. Hasta entonces se celebraba el 7 de enero, y aún siguen haciéndolo en esta fecha los ortodoxos. El 25 de diciembre los romanos celebraban la fiesta del nacimiento del Sol Victorioso, cuya figura se asociaba a la del emperador; con esta maniobra Constantino relacionaba la figura del emperador con la de Jesús. El 25 también coincidía con el nacimiento del dios Mitra, deidad de las legiones romanas.

Mitra tauróctono
      Mitra, dios solar persa, es el intermediario entre el bien y el mal, el cielo y el infierno. Representante de Ahura-Mazda (el Espíritu Generoso) en la tierra, protege a los hombres de su hermano, el perverso Ahriman (el Espíritu Destructivo). A Mitra se le conoce también como Luz del Mundo y Juez de las Almas. Los seguidores de Mitra creían que este, como Padre Celestial, recibiría a las almas puras en su mansión celeste. Creían también en el infierno y en la resurrección de la carne en el Día del Juicio Final. Su culto se realizaba en cuevas naturales o artificiales construidas para este fin. La figura con la que mayor frecuencia se representaba a Mitra es la del tauróctono — el matador de toros— en la que Mitra, tocado con gorro frigio, sacrifica a un toro con un cuchillo; un perro espera para recoger el alma del toro, mientras que los espíritus del mal —la serpiente y el escorpión—  tratan de impedirlo.

      Para finalizar la entrada, os dejo con un video que me han enviado por WhatsApp. Es una nana cantada de forma sorprendentemente maravillosa por unos chicos y una chica, de origen guineano, según me han dicho, que llevan muchos años afincados en Ondarroa; trabajan de pescadores—al menos ellos— y están muy bien considerados. La canción se titula Haurtxo polita (Niño bonito); la letra habla de una abuela que acuna al nieto para que se duerma, y si no lo hace vendrá «el perro grande». Es una canción que yo siempre he asociado a la Navidad, y como me la han mandado por estas fechas supongo que no soy el único. También parece que el video se desarrolla tras una comida que bien podría ser la cena de Noche Buena. La canción igual no os parece tan bonita como me parece a mí, a los que no sois de aquí; pero, en fin, ahí está.


      Felices Fiestas.


10 comentarios:

Jayja para tí... dijo...

se me fueron la risa y se me fueron las lágrimas, sólo me queda un respiro lento y algunos nombres bajos que aun oso decir...

crónicas de un e-writer dijo...

Feliz Año, Janett. Me alegro que te haya emocionado la entrada porque eso significa que de algo ha servido. Un abrazo. Te deseo lo mejor para este año, de todo corazón.

Alberto Senda dijo...

Es la primera vez que escucho esta canción. Por tanto, la versión de estos pescadores es la única que conozco, pero se me antoja muy difícil de superar. ¡Una maravilla!

Pd. Como tengo familia viviendo en Zarautz, se la voy a mandar.

Un fuerte abrazo y feliz año.

Alberto Senda dijo...

Feliz año, Janett.

Alberto Senda dijo...

Me alegro mucho por la concesión de ese galardón a Bilbao, pues ha sido una ciudad ejemplar a la hora de reinventarse estéticamente.
Te confesaré que uno de mis sueños pendientes es aprender euskera. Creo que en España deberían hacer como en Suiza, y tener en la escuela, al menos la opción, de aprender todas las lenguas que se hablan en el país.

Un nuevo abrazo.

Jayja para tí... dijo...

no quiero desearles felicidad, quiero desearles paz, amor y que la vida que les toque vivir sea digna y sobre todo que sepan que existimos algunos que necesitamos de seres como ustedes, para mi querido Gerardo, Alberto, con todo mi amor....Janett

Jayja para tí... dijo...

detesto a Trump, sorry por si alguno de ustedes le cae bien

Jayja para tí... dijo...

el rompe con su vulgarida mis oidos, la musica de la lluvia y el sonido del mar
el abofetea mi cara con sus billetes infestados de microbios
y mi corazon quiere disparar y apagar apor un un dia la TV o sus groseras noticias
sus Tweets me matan
eso me matan y quisiera desactivar el sistema aun a cuestas de quedarme sin electricidad
si america great!
en el fondo del mar o peor en el centro del Sol

crónicas de un e-writer dijo...

Hola, Alberto. La verdad es que ha sido una suerte de que le den el galardón a Bilbao; potenciará el turismo.

En cuanto a lo del euskera, lo mío más que un sueño es una cuenta pendiente que tengo con él, vergüenza me da confesarlo. En Bilbao se habla poco el euskera, desafortunadamente, a pesar de las campañas de las instituciones por potenciarlo. Los pescadores de la canción al cabo de poco tiempo de residir en Euskadi lo hablan con aceptable fluidez por que residen en pueblos donde el euskera es la lengua predominante. En Gipuzkoa se habla bastante euzkera; es probable que tus parientes lo hablen.

Yo no conozco Zarautz, pero debe de ser precioso; se ve desde la autopista Donostia/San Sebastián, pero nunca he entrado. Rara vez voy por esa zona; me muevo más por Cantabria (como casi todos los bilbaínos) desde Laredo hacia aquí.

Un abrazo.

crónicas de un e-writer dijo...

Gracias por tus palabras, Janett. A mí tampoco me cae nada bien Trump.

Un abrazo.