Y qué harás ahora

¿Y qué harás ahora, mi querido hijo de ojos azules? ¿Y ahora qué harás, mi joven querido? Voy a regresar afuera antes de que la lluvia comience a caer, caminaré hacia el abismo del más profundo bosque negro, donde la gente es mucha y sus manos están vacías, donde el veneno contamina sus aguas, donde el hogar en el valle encuentra el desaliento de la sucia prisión y la cara del verdugo está siempre bien escondida, donde el hambre amenaza, donde las almas están olvidadas, donde el negro es el color y ninguno el número, y lo contaré, lo diré, lo pensaré y lo respiraré, y lo reflejaré desde la montaña para que todas las almas puedan verlo, luego me mantendré sobre el océano hasta que comience a hundirme, pero sabré bien mi canción antes de empezar a cantarla. (A hard rain`s a-gonna fall. Bob Dylan, Premio Nobel de Literatura 2016)


feliz 2018

feliz 2018

lunes, 14 de noviembre de 2016

Leonard Cohen, poeta.






El lunes 7 murió Leonard Cohen, pero no se hizo público hasta cuatro días después, el viernes 11.  La red se ha llenado de semblanzas y anécdotas.
Leonard Norman Cohen, este era su verdadero nombre, nació en Montreal el 21 de septiembre de 1934, y ha muerto en Los Ángeles. Fue poeta, novelista y cantautor.







Dicen que era un artista fascinante y enigmático. Fue miembro de la Orden de Canadá y de la Orden Nacional de Quebec.
En el 2011 obtuvo el Premio Príncipe de Asturias.
Parte del discurso de agradecimiento que pronunció entonces circula en las redes sociales a la velocidad de la luz, al menos en España; es la parte en la que se refiere a cómo descubrió su afición por la música de mano de un joven guitarrista español.
Os traigo el vídeo del discurso, por si lo queréis ver: Discurso.








      Hay una canción de Leonard Cohen cuya letra ha sido interpretada de cien maneras, depende de quién la escuche. Se titula First We Take Manhattan, y os la quiero dedicar a todos los que soñáis con un mundo más amable y creativo, pero especialmente a los autores indies: Canción











8 comentarios:

Jayja para tí... dijo...

Y cual es tu interpretación? Al final un poeta mas, nacido para soñar, volar su alma como las nuestras, luchar guerras dificiles de ganar, pero vencidas de antemano por nuestra gran sensibilidad, un ser distinto a otros muchos, que pueden fudnirse con el cuerpo en una cto de deseo, pero el alma sale lejos, y echa a andar...

gracias por todo lo que haces amigo Monito, os quiero...tu volvoreta esta triste, mi Mundo es cada dia peor, por ser hispana me duele mucho, pero mas que por hispana por mi humanidad...USA es mi país ahora, y quisiera fuera un país con corazón!

crónicas de un e-writer dijo...

Hola, Janett.

Quería decir que tal vez esta canción se pueda interpretar como una conquista (literaria) del mundo (literario) por los autores indies (escritores)con nuestras "hermosas armas" (los libros). Y tienes razón: al final un poeta más; pero un gran poeta. Esas "guerras difíciles de ganar", que deseo que tú ganes, Janett.

Si buscas un país con corazón, te va a costar encontrarlo. Yo no me atrevo a criticar la política interna de tu país (USA), que bastante tengo con el mío. Dice el nuevo presidente de USA que va a levantar un muro en la frontera con Méjico. En Europa sabemos mucho de muros (busca en Google "muro en Calais"). Y de vallas, en España somos maestros; busca en Google "imágenes de las vallas de Ceuta y Melilla" y sabrás de qué te hablo. En el corazón de los europeos hay miedo, porque nuestros gobernantes han sembrado tristeza en otros países para cosechar euros. Me ahorro la opinión que me merece el nuevo presidente de tu país, que no es buena; pero el partido que va a gobernar España está marcado por la corrupción. Y lo malo es que las alternativas son confusas. Qué le vamos a hacer...; protestar las injusticias y paciencia y a esperar nuevas elecciones.

Han crispado demasiado al pueblo estadunidense,y eso no me parece una actitud responsable por parte de la clase dirigente de USA y por la de ningún otro sitio. No creo que los jueces de USA consientan injusticias contra las personas. No estamos en la Alemania de 1934 ni en la USA de la caza de brujas. Todo pasa.

Un abrazo.

Jayja para tí... dijo...

No quise decir un poeta mas en forma despectiva, quise decir un poeta mas lleno de esas cosas extraordinarias que se pueden sentir, sumando que el fue un poeta especial, que pudo salir de las sombras del silencio y de las hojas de una libreta que a veces solo leemos nosotros mismos.


Esas guerras...cuanto quisiera ganarlas con el filo de mi palabra...
te quiero!

Y Alberto????????????????????????

crónicas de un e-writer dijo...

Sí, te había entendido. Lo que pasa es que yo me explico mal, y así me va como escritor.

Puede que ya las estés ganando, cada vez que escribes un poema.

Alberto está de exámenes.

Un abrazo.

Alberto Senda dijo...

Estoy de exámenes, sí.

Sentí mucho la muerte de Leonard Cohen, tengo muchos de sus discos, y leí un par de sus libros de poemas. En el más reciente de ellos se definía como "un turista de la belleza", y de inmediato, mientras lo leía, me percaté que yo era exactamente eso, pero nunca se me había ocurrido decirlo así. Los grandes poetas siempre encuentran las palabras adecuadas.
Y un turista de la belleza fui también cuando tuve la fortuna de verlo en directo en el parque de Castrelos de Vigo en el verano del 2009, durante la que fue su gira de regreso tras su retiro espiritual. Fue uno de los conciertos más maravillosos a los que he asistido, y además gratuito, como todos en el parque de Castrelos. Fueron tres horas y cuarto de mi vida irrepetibles, invadidos de una atmósfera subyugante e íntima, a pesar de que éramos más de veinte mil espectadores. Me faltan palabras para describirlo, como siempre le pasa a este turista cuando la belleza es especialmente imponderable. Todavía se me eriza el vello de todo el cuerpo cada vez que recuerdo ese maravilloso "If it be your will" con el que casi cerró el concierto. Una de esas pequeñas alegrías que te reconcilian por un breve lapso de tiempo con todos y con todo.

R.I.P. Leonard Cohen. Farewell, Professor.

Un fuerte abrazo.

Jayja para tí... dijo...

Las letras son la cosa que más amo,
dentro de las cosas que están en mi poder
con ellas soy, soy, soy
Ay! Dios!
Por qué me hiciste así?
Tantas veces quisiera ser esa mujer segura, derecha y un poco dura que sabe criar hijos y echarlos al aire...
Tantas veces quisiera tener la cabeza fria, bien puesta en los hombros y hacer una buena inversión!
Quisiera ser como tantos otros y no tan distinta de otros
Me paro allí a oir, a ver como dicen, sienten, como son de otra especie...
Me duele el pecho, el corazón, el alma, y cada pedazo de músculo que lo envuelve...
Me duele, ser quien soy
porque me hiere de arriba a abajo
mientras duerno
cuando respiro
soy débil como madre
Débil como esposa
Débil como hija
Y peor
soy débil, muy débil como humana
y me duele tanto, tanto que me desgarra el corazón y ni siquiera el alma que suele salir y volar
se libra de este dolor.

Janett Camps

crónicas de un e-writer dijo...

Hola, Alberto.

Ya suponía que la entrada de Leonard Cohen te iba a gustar. Yo también me siento identificado con la definición "turista de la belleza", y siento que me define. Yo nunca he visto actuar a L. Cohen en directo; ¡qué envidia me das!

¡Suerte con los exámenes!

crónicas de un e-writer dijo...

Una vez más: gracias por embellecer esta página con uno de tus poemas, Janett.

Un fuerte abrazo.