Y qué harás ahora

¿Y qué harás ahora, mi querido hijo de ojos azules? ¿Y ahora qué harás, mi joven querido? Voy a regresar afuera antes de que la lluvia comience a caer, caminaré hacia el abismo del más profundo bosque negro, donde la gente es mucha y sus manos están vacías, donde el veneno contamina sus aguas, donde el hogar en el valle encuentra el desaliento de la sucia prisión y la cara del verdugo está siempre bien escondida, donde el hambre amenaza, donde las almas están olvidadas, donde el negro es el color y ninguno el número, y lo contaré, lo diré, lo pensaré y lo respiraré, y lo reflejaré desde la montaña para que todas las almas puedan verlo, luego me mantendré sobre el océano hasta que comience a hundirme, pero sabré bien mi canción antes de empezar a cantarla. (A hard rain`s a-gonna fall. Bob Dylan, Premio Nobel de Literatura 2016)






lunes, 2 de diciembre de 2013

Cristina de Pizán.


      «De mujer me convertí en varón, por la Fortuna que así lo quiso; así me transformó ella, cuerpo y espíritu en un hombre natural, perfecto; antes, yo era mujer, ahora soy un hombre, no miento, mi paso lo demuestra claramente filósofos, poetas y moralistas, todos (...) parecen hablar con la misma voz para llegar a la conclusión de que la mujer, mala por esencia y naturaleza, siempre se inclina al vicio.» (Cristina de Pizán).

      «Me preguntaba cuáles podrían ser las razones que llevan a tantos hombres, clérigos y laicos, a vituperar a las mujeres, criticándolas bien de palabra bien en escritos y tratados... Yo, que he nacido mujer, me puse a examinar mi carácter...» (Cristina de Pizán).

      «Me propuse decidir, en conciencia, si el testimonio reunido por tantos varones ilustres podría estar equivocado. Pero, por más que intentaba volver sobre ello, apurando las ideas como quien va mondando una fruta, no podía entender ni admitir como bien fundado el juicio de los hombres sobre la naturaleza y conducta de las mujeres. Al mismo tiempo, sin embargo, yo me empeñaba en acusarlas porque pensaba que sería muy improbable que tantos hombres preclaros, tantos doctores de tan hondo entendimiento y universal clarividencia -me parece que todos habrán tenido que disfrutar de tales facultades- hayan podido discurrir de modo tan tajante y en tantas obras que me era casi imposible encontrar un texto moralizante, cualquiera que fuera el autor, sin toparme antes de llegar al final con algún párrafo o capítulo que acusara o despreciara a las mujeres....» (Cristina de Pizán).

      Se considera a Cristina de Pizán la primera escritora profesional de Europa. Nació en Venecia, hacia 1364, aunque la mayor parte de su vida la pasó en Francia. Cuando tenía cuatro años su padre, Tomas de Pizán, se trasladó a Francia con toda la familia, en donde trabajó como físico (médico) del rey Carlos V El sabio. En París, Tomás de Pizán hizo todo lo posible porque la pequeña Cristina estudiara y aprendiese; no así su madre, que hizo cuanto estuvo en su mano por apartarla del conocimiento intelectual y darle una educación más acorde con la de las mujeres de su época, centradas en el hogar, los hijos y el marido. En aquel tiempo las mujeres estaban consideradas seres inferiores al hombre, y la madre de Cristina había sido educada para aceptar este despropósito como cierto.

       «Mi madre me mantuvo ocupada con la rueca y otras tonterías de chicas (…) Me tuve que conformar con las migas académicas que caían de la mesa de mi padre.»

      A los quince años se casó con Etienne du Castel, de quien estuvo muy enamorada. En 1389 murió Etienne y Cristina, con veinticinco años, tuvo que hacerse cargo de los tres hijos habidos en el matrimonio, y además de su madre y de una sobrina.

      «Se abrió la puerta de nuestras desgracias (...) y yo, todavía joven, entré.»

      Tras la muerte de Etienne vino una época en que los acreedores se incautaron de las posesiones de la viuda, y la falta de dinero hizo vivir a la familia casi en la indigencia.

      «Cuando vi el cúmulo de dificultades que se me amontonaban encima, quise morirme.»

      Luchó por la herencia de su marido, metida en pleitos donde su condición de mujer provocaba las gracias malintencionadas del funcionario de turno.
«Soportando las bovinas risas de gordos beodos.»

      Para salir del trance, Cristina de Pizán tuvo que dedicarse a escribir, tarea que se consideraba propia de hombres, y en la que ella triunfó despertando la admiración de intelectuales y mecenas. Denunció en sus escritos la misoginia, imperante en la época. Murió en el año 1430, a la edad de sesenta y seis años. Su obra más famosa es La ciudad de las damas.

      

«Las mujeres pueden ser buenas y dulces. Ojalá, hijo mío, tú tengas la fortuna de conocer a una de ellas.» (Cristina de Pizán).




23 comentarios:

Jayja para tí... dijo...

Que homenaje tan bello! a la mujer, a la sabiduría de haber nacido con un vientre para germinar hijos, más con un cerebro para grminar versos...

gracias por escrito tan hermoso y lleno de cultura!


"Soy una torpe gota de agua

hecha mujer

una gota transparente

salada de agua de rio

dulce de agua de mar

Digo...salada de agua de mar

dulce del agua del rio...

No os dije que soy torpe?

Sí, soy una torpe gota de agua

llamada y hecha mujer

tengo por cabello hebrás

por ojos piedras

por boca fresa

por lágrimas

gotas de rocío

Soy una torpe gota de agua

salida de mis ojos tristes

pidiéndo e implorando al Sol no me evapore

antes de llegar a donde debo unirme

con el cause y el oleaje

de las olas

de mi camino...

Yo, sólo eso, una torpe gota de agua

tratando de llegar al rio...

Por Janett Camps

crónicas de un e-writer dijo...

Hermoso poema, Janett, cuajado de sentimiento. Parece el desahogo de un alma creativa que sufre el devenir diario de una vida que le es ingrata, y como ajena. Francisca, la protagonista de mi relato, bien podría ser su autora, si no fuera un personaje de ficción.

Federico García Lorca, autor del "Romancero gitano",le dijo un día a un amigo: "¿Sabes?, todo el mundo me pregunta por los gitanos, como si yo supiera algo sobre ellos. No se dan cuenta que los gitanos para mí sólo han sido un tema del cual escribir".

Quiero pensar que para ti la melancolía y la desesperanza que envuelven tu poema son también "un tema", y que tú eres feliz.

Un abrazo, Janett.

Jayja para tí... dijo...

Feliz?
Un día si
Un día no

En verdad
Muchas veces soy feliz en esta fase diaria de mujer

Mi alma
Eso es otra cosa
Ni siquiera me pertenece dirige
Y siente a su antojo
Y muy, muy a menudo esta triste
No comprende
Lo cotidiano que
La envuelve
No se adapta a los límites
Impuestos

Un tema?

Si, me imagino
Porque la Janett es un ser como otro cualquiera
Que come
Ríe
Llora

Más
Los sentires hechos letras
Esos son reales
Vividos
Y sentidos
Tristes y temerosos
Y is digo
A menudo no es un tema mío
Porque yo he dejado de existir
Y lo que habla
Es un sentir superior
Incomprendido
Que se hace dueño. Absoluto
De mis muchas vidas
Para llorar en
Letras
Porque le cuesta reír
No se por qué se
Me hace difícil la risa
Excepto cuándo el alma
Me hace cosquillas
Vaya
Concluyendo
No soy yo
Es un yo verdadero
El que escribe mis versos
Un
Beso
Yo

Alberto Senda dijo...

Ciertamente, la inmensa mayoría de los grandes escritores no han sido muy benévolos con las mujeres que digamos, y me temo que en gran medida ha sido debido a que éstos se han sentido rechazados o intimidados por ellas. La gente que se dedica al arte suelen ser personas muy sensibles y a veces muy tímidas, lo cual dificulta mucho las relaciones afectivas. Y claro, como los seres humanos tenemos la manía de ver el problema en el otro y no en nosotros mismos, pasa lo que pasa.
Hoy en día esta clase de sentimientos, o mejor dicho, de prejuicios discriminatorios siguen existiendo; pero como ya no es políticamente correcto airearlos, sólo los verbalizan no sé si los misóginos más valientes o los más bocazas... pero haber, al igual que las meigas, hailos.

Alberto Senda dijo...

Bonito poema, Janett.

Un abrazo para ambos.

crónicas de un e-writer dijo...

Janett, este segundo poema es tan bonito e interesante como el primero. Aquí, en Internet, es donde podemos liberar ese yo creativo que llevamos dentro, y eso es importante.

No hace de ello tanto,los escritores "indies" llevaban una vida solitaria y gris. Ahora, al menos, estamos en contacto con otras personas que sienten lo mismo que nosotros. De alguna manera es como haber "salido del armario",o mejor dicho "del cajón".Puede que no sea un remedio, pero si un paliativo.

Los que escribimos y soñamos con que nuestros escritos sean leídos, deseamos,además, que sean comprados por una legión de lectores, de manera que podamos vivir exclusivamente de nuestras obras y dejar a un lado una vida que no nos gusta porque no es la nuestra.

Sin embargo, debemos estar preparados y muy alertas, pues si no el fracaso puede frustrarnos de una manera bastante dolorosa. Mientras se está en la lucha, hay esperanzas.

Los antiguos griegos observaron que las personas creativas a menudo padecían rachas de pesimismo y tristeza, y lo llamaron melancolía.

De esta melancolía creativa nacen poemas tan bellos como los tuyos. ¿Qué podemos hacer nosotros? Pues nada, aguantarnos.

Un abrazo.

crónicas de un e-writer dijo...

Hola, Alberto.

En algún lugar he leído que se sabe de muy buena tinta que muchas de las pinturas antiguas que cuelgan de los museos fueron pintadas por esposas e hijas del hombre que las firma.No porque el padre o el marido lo desearan así, sino porque los perjuicios de la época obligaban.

Incluso el escultor Auguste Rodín está en tela de juicio. Hay investigaciones que llevan a pensar que se aprovechaba del talento de Camille Claude, su colaboradora y amante, y que incluso la famosa obra "El beso" pudiera más deberse al talento de Camille que al de Rodín.

Hoy en día las mujeres se desenvuelven con éxito en todas las disciplinas artísticas. Sin ir más lejos, y en lo que nos toca como escritores, en las librerías, y también en Amazon, hay mujeres escritoras por arrobas, y muy buenas; y triunfando.

Por descontado,suscribo tu comentario.

Un abrazo.

Jayja para tí... dijo...

ay! que desengaño, ese nuevo sistema de promoción NO SIRVE! no han bajado ni un libro, MIERDA!
prefiero regalarlos!

sorry por la palabra fea!

Janett

Alberto Senda dijo...

Sí, Camille fue una enorme escultura, todavía en fase de reinvidicación, a ver si contribuye a la difusión de su obra fuera de Francia la reciente película sobre ella, protagonizada por esa actriz inmensa que es Juliet Binoche. La pobre Camille se pasó los últimos 30 años de su vida en un manicomio, donde tuvo que convivir con locos y retrasados mentales. En fin...
Yo no sé si muchas pinturas antiguas son en realidad de las esposas o hijas de los pintores; lo que sí es obvio que muchas de las obras atribuidas a los grandes pintores fueron materializadas (quizá ideadas también) por miembros de su taller, donde claro, también podrían haber trabajado allí sus hijas o esposas. Aunque en la mayoría de las obras artísticas, sean de la índole que sean, se suele ver con relativa claridad si han sido realizadas por una mano femenima o masculina, así que en eso quizás también pueda haber algo de demagogia.
Uno de los casos más claros que conozco de una artista que si fuera un hombre todo el mundo la conocería es el de la pintora manierista Artemisia Gentileschi. Este apellido en pintura se suele asociar a Orazio, su padre, pero yo creo que Artemisia fue una pintora más grande que su padre, de un nivel y estilo muy próximo al de un monstruo como Il Caravaggio. Además tuve la grandísima suerte de poder contemplar una gran parte de su obra en el maravilloso museo de Capodimonte en Nápoles, y ésta quita el hipo, o al menos a mí me lo quitó...

crónicas de un e-writer dijo...

Hola, Alberto.
No sabía que habían hecho una película sobre Camille Claude; estaré pendiente.
Muy interesantes tus reflexiones, y sobre todo el mencionar a Artemisia Gentileschi. ¿Así que has visto sus obras? ¡Qué envidia!

Un abrazo.

crónicas de un e-writer dijo...

Janett, no seas tan quejicosa.

Mis libros no los quieren ni regalados, así que ya ni los regalo.

Un abrazo.

Jayja para tí... dijo...

YO SOLO QUIERO DECIR QUE EL SISTEMA DE COUNTDOWN NO ES NADA POSITIVO, NUNCA SALI EN AMAZON.COM DEL MILLON Y NO VENDI NI UN LIBRO DE LOS 4 QUE PROMOVI ALLI.

EN EL DE PROMOCION GRATIS, COMO ES EN AMAZON.ES, AL MENOS DESPUES DE ESO, SIEMPRE SE VENDE ALGO A .99, PARA MI NO FUNCIONA Y ME ARREPIENTO ENORMEMENTE DE HABER TOMADO ESA OPCION. AUNQUE CON LOS OTROS NO LA VOY A ESCOGER. POR LO QUE TE PIDO ALBERTO y GERARDO QUE LO PIENSNS, PORQUE VANA PERDER LA PROMOCION GRATIS, QUE SIEMPRE ES MUY BENEFICIOSA.


UN SALUDO,

JANETT

Jayja para tí... dijo...

Pues haces mal Mr. Gerardo!, porque el que persevera triunfa! esa dicen es la Ley de la Atracción del Universo, etc., etc.! pués yo los he leido, asi que porfa sigue regalándolos, vale?

Respecto a lo "quejona, cogedera de lucha" no hay nada que hacer, nací así, esperas para la otra vida y tal vez te complazco.

Un beso, y no te rindas, chico, mira que yo estoy en tu mismo zapato, y si te rindes, me quitas fuerzas!


la mariposa cubana

Jayja para tí... dijo...

una pregunta para Alberto, chico, dijiste eras joven... joven, cómo qué? 80, 90 o cien?

porque de que otra forma podeís haber viajado y visto tanto?

O acaso vos sos rico, y así como eres de anónimo no nos lo has dicho?

crónicas de un e-writer dijo...

No me rindo Janett. Solamente que no vendo nada. Como te quejabas de que tú no vendías, era para que supieras que no eres la única, que somos legión.

Un abrazo, lady Gartzea.

Jayja para tí... dijo...

Yo, pobre de mi, inculta, bruta, que es eso amigo? lady Gartzea? pero que me quieres decir con eso? puedes, please, por favor, esplicarme...os lo pido, amigo apreciado...inteligente y culto...

la mariposa

Alberto Senda dijo...

En realidad tengo casi 200 y estoy emparentado con el Conde de Saint Germain, jajaja, y a pesar de ganar poco más que el salario mínimo soy más rico que Carlos Slim, Bill Gates y Amancio Ortega juntos.
Afortunadamente, no hace falta tener mucho dinero para viajar, al menos de la manera que yo lo hago. Te pondré un par de ejemplos de mis próximos viajes:
A finales de mes me voy a ir 4 días a Flandes con mi cuñado; pero es que el vuelo nos ha costado sólo 53€ y el alojamiento más caro 20€ por persona.
Y el 31 de enero parto para Guatemala, y el billete me valió poco más de 400€, y allí la vida es mucho más barata que en Bélgica, así que ya te puedes imaginar el gasto diario que voy a tener...
El secreto es poder viajar en temporada baja, para ver todo sin montones de turistas y mucho más barato. Y como viajar es una de mis primeras prioridades, siempre reservo un dinerito para eso, en lugar de cambiar mi coche de 16 años y medio, mi bicicleta de veintitantos, mis televisores de 13 y 20, etc, etc.
Y Gerardo, asi que a ti también te gusta Artemisia Gentileschi; pues ahora ya sabes donde está el grueso de su obra, además de montones de esculturas y demás sacadas de las cercanas Pompeya y Herculano.

Un abrazo para los dos.

crónicas de un e-writer dijo...

Hola, Janett.

Gartzea es como el origen del apellido García.

Un abrazo.

crónicas de un e-writer dijo...

Hola,Alberto.

¿Pompeya y Herculano? ¡Qué pasada!

Jayja para tí... dijo...

Um...ni quiero comentar de este viejo de 200 años, is to much for me!

Amo España sin conocerla, creo debo tener cierta sangre escondida por alguna de mis venas...

mi libro EN CADA SURCO DE MI CUERPO esta gratis por 5 dias y ya esta entre los 100, eso me hace feliz! no cambiaría jamás por ese countdown!!!!
no puedes cambiarlo Alberto? por qué no chequeas eso? leí que se puede cancelar 24 horas antes del día programado! No sirve, sobre todo por ser .com

TEngo la esperanzqa que en esta segunda promoción interese un poco más.

La esperanza es verde y no anda cerca aún ningún chivo...

Bueno, un beso grande,


JANETT


crónicas de un e-writer dijo...

Bueno, Janett, tampoco te pases con la de "Creo debo tener cierta sangre escondida por alguna de mis venas...". Si no tienes, al menos, parte de tus orígenes en España no sé de dónde los vas a tener. Que eres de Cuba.

Un abrazo.

Jayja para tí... dijo...

Um, pesado! tu gozas de las calles de España, y yo, sólo de generaciones pasadas, de los colonizadores españoles llegados a mi Patria!, pero a pesar de eso, amo tu Patria, sin conocerla, porque en verdad es como la madre de mi madre...

pesado!

crónicas de un e-writer dijo...

Un beso para ti, Janett