Y qué harás ahora

¿Y qué harás ahora, mi querido hijo de ojos azules? ¿Y ahora qué harás, mi joven querido? Voy a regresar afuera antes de que la lluvia comience a caer, caminaré hacia el abismo del más profundo bosque negro, donde la gente es mucha y sus manos están vacías, donde el veneno contamina sus aguas, donde el hogar en el valle encuentra el desaliento de la sucia prisión y la cara del verdugo está siempre bien escondida, donde el hambre amenaza, donde las almas están olvidadas, donde el negro es el color y ninguno el número, y lo contaré, lo diré, lo pensaré y lo respiraré, y lo reflejaré desde la montaña para que todas las almas puedan verlo, luego me mantendré sobre el océano hasta que comience a hundirme, pero sabré bien mi canción antes de empezar a cantarla. (A hard rain`s a-gonna fall. Bob Dylan, Premio Nobel de Literatura 2016)


feliz 2018

feliz 2018

martes, 2 de abril de 2013

Cincuenta sombras



Todo el que haya enviado un manuscrito a una editorial, habrá recibido por respuesta un mensaje con estas fatídicas palabras, si no ha tenido suerte: «Lamentándolo mucho, su obra no encaja en la línea de nuestra editorial».



De todas las razones que se pueden esgrimir para que una obra no encaje en la línea editorial, hay una que es fundamental para que encaje: que el editor la considere candidata a un éxito de ventas. Teniendo ésta, de todas las demás razones se puede prescindir. Decir, «Éxito», es como decir «¡Abracadabra!» o «¡Ábrete, Sésamo!»; es una palabra mágica que pone en funcionamiento las imprentas. Si un manuscrito lleva el símbolo del euro grabado a fuego en cada una de sus páginas, los editores lo adorarán como si fuera el Becerro de Oro bíblico, aunque sea un falso dios; y su publicación se antepondrá a cualquier otro manuscrito que sólo garantice unas ventas regulares, aunque sea un dechado de virtudes literarias. La vida es dura para todos, y los editores son de carne y hueso, no de tinta china; hoy, la guadaña de la informática siega muy bajo las mieses de la cultura. Las obras de arte, las «verdaderas», van a tener que esperar a que Moisés baje del Sinaí y derribe al Becerro de Oro, lo cual no se prevé que ocurra en un tiempo próximo.



«¿Obras de arte “verdaderas”? ¿Y eso qué es?». Las respuestas las va a tener que encontrar cada individuo, y en la medida que sea riguroso y sincero en su búsqueda  crecerá intelectualmente o se estancará. Si yo admiro un garabato, decir que para garabatos Picasso, no me va a ayudar en absoluto a entender la pintura, ni llegar a intuir que tras el encumbramiento de un gran artista puede haber toda una trama de intereses creados que no desaparecerá en décadas.



Se dice que cuando el Diablo no tiene nada que hacer, con el rabo espanta las moscas. Los hombres  y mujeres de nuestro tiempo, cuando no tenemos nada que hacer, una de las cosas que hacemos es conectarnos a Internet. Y en la Red me he parado en el libro Cincuenta sombras de Grey, de E.L. James; y en Amazon, he leído las primeras páginas. Luego he leído los comentarios de los lectores (lectoras, casi todos), y salvo unas pocas excepciones, la mayoría lo recomendaban encarecidamente; algunos, incluso, lo habían releído varias veces. En un blog dedicado a la crítica de libros, a todas las lectoras (me parece que no había ningún lector) les parecía un trabajo infumable; salvo a una, que le había encantado: « y que para gustos, los colores». En la medida en que los lectores parecían ser más cultivados, el libro perdía en halagos. Yo no he leído el libro entero; sin embargo, intuyo que no es una obra maestra de la literatura; ni siquiera una obra regular. Pero seguro que crea escuela entre los buscadores de oro.

 

Para publicar la trilogía de las Cincuenta sombras de Grey, los editores tienen más de treinta y un millones de razones; y otro tanto Hollywood para hacer una película. Para que triunfara en Amazon sólo hacía falta una: que gustase.



Si un escritor, cansado del «lo siento, su obra no encaja», finalmente decide publicar en Amazon, su obra queda al alcance de quien quiera leerla, porque encaja en la editorial virtual. Lo que sigue es… bueno, la vida misma.



El siglo XX tenía su tango. A este nuevo siglo ya se lo harán  

17 comentarios:

Jayja para tí... dijo...

50 sombras?

creo que me han copiado, jajajjaja

Alberto dijo...

Subscribo todo lo que has dicho a raíz de tu acercamiento a 50 sombras... Respecto a dicha obra, no sé qué decir, pues no le he dedicado ni siquiera un vistazo rápido; pero tengo la sospecha de que al igual que a ti no me interesaría en absoluto.
Y en lo relativo a amazon, es cierto que se trata de una de las poquísimas alternativas que tenemos los indies; pero últimamente no sé a qué demonios están jugando: eliminando post de Karmelo en "mi" hilo, y ahora mismo a mí me tienen censurado; me dicen que de momento cualquier post o comentario mío tiene que pasar por el filtro del moderador... En fin, éste es panorama para los que no somos unos "avidadolars".

Un abrazo.

crónicas de un e-writer dijo...

Pues te vas a tener que poner a la cola de las reclamaciones, Janett, porque en un blog decían que 50 sombras era un plagio descarado de Crepúsculo.

Un abrazo.

crónicas de un e-writer dijo...

Alberto, puedes leer las primeras páginas de "50 cincuenta sombras" en Amazon.com.

La novela va de una universitaria de veinte años que se enamora de un chico de veintitantos, más que guapo, y multimillonario. Pero el chico tiene un defecto (un defectillo que con un poco de paciencia y maña se le puede quitar): que le gusta el sexo fuerte, con mujeres sumisas. La chica firma un contrato en el que se compromete a hacer todas las guarradas que se le ocurran al chico, y comienzan una relación de amor y erotismo en el que la chica trata de llevar al chico por el buen camino y que se deje de guarrerías.

Es la clásica historia de la pastorcita que besa al sapito para que se convierta en el Príncipe Azul. Con ellas funciona, por lo que se ve. Nosotros somos más de Bella Durmiente que de sapo; aunque si nos dicen que el sapo se va a convertir en una tía buena dispuesta a todo, a tontos no nos gana nadie.

Dicen que la saga "Cincuenta sombras" es una copia (de las de punto por punto) de "Crepúsculo". Yo no he leído esta novela ni la otra, así que no sé si será verdad.

También se dice que "Crepúsculo" es una novela erótica para adolescentes, y que "Cincuenta sombras" es la novela erótica de las mamás de esas adolescentes. De manera que aún queda un nicho literario por explotar, que es el de escribir la novela erótica de las abuelas.

Si te interesan las historias sobre relaciones sexuales "rarillas", te recomiendo que veas la película "Lunas de hiel" (1992, Roman Polanski). A mí me gustó.

En cuanto a Amazon, lo que me dices es preocupante. No me podía imaginar que Amazon vigilase los foros como un "gran hermano", ni que se dedicase a censurar los comentarios de la gente. A las multinacionales, en cuanto se hacen fuertes, se les va la olla.

¡Qué panorama!

Un abrazo.



Alberto dijo...

Oye, lo de escribir/leer una novela erótica ambientada en un asilo me interesa, ja,ja,ja. Es que uno ya no sabe a lo que agarrarse para que lo lean. Supongo que esta canción te suena.
Si "50 sombras" la comparan con Crepúsculo, sí que se me han quitado definitivamente las ganas de leerla. De Crepúsculo vi unos 20 minutos de la primera de las pelis, en uno de esos días que a uno le apetece jugar a ser imbécil, y me pareció un especie de "Sensación de vivir" con colmillos, además de terroríficamente puritana (lo único que causaba terror por cierto, además de las interpretaciones del grueso del reparto). A la reina Victoria de Inglaterra le habría encantado. Así que no sé si se parecerá tanto a 50 sombras como dicen, excepto que al final acabe triunfando el puritanismo también en ésta.
La película de Polanski que dices la vi dos veces, como casi todas las de su director, no es de mis preferidas de él, pero me pareció lo suficiente buena como para repetir. Ya decía Schopenhauer que un libro que no merece ser leído 2 veces, no ha merecido ser leído nunca. Yo esto lo aplico para casi todo. Yo también te recomendaría otra de Polanski, por si no la has visto, "Repulsión", y de paso si conoces a alguna estrecha y reprimida mojigata, adoradora de Crepúsculo, que le eche también un vistazo, a ver si se siente identificada con la protagonista, una soberbia y guapísima Catherine Deneuve, por cierto. A Polanski todo esto le va bastante, si no mira cómo acabó la pobre Sharon Tate, tras numerosas orgías satánicas con angelitos como Charles Manson.
Respecto a amazon, de momento me han restablecido la libertad condicional, aunque por supuesto vigilada. Si la cosa sigue así, abandonaré el foro.
Bueno, te dejo.

Unha aperta, como dicen en mi tierra.

Jayja para tí... dijo...

ya sabía yo que ustedes son mis mosqueteros!!!!, la verdad, la verdad, la verdad, que hace 15 años comencé a escribir una novela romántica llamada un hombre demasiado sexy, que luego ha tenido más de 50 posibles nombres y todos me parecen cursis, un buen día me hablaron de 50 sombras y me fui a leer sus primeras páginas en amazon, y me parecía que me habían copiado la idea! sin llegar a los juegos eróticos, que no me salen, luego me dí cuenta que la gente le gusta esa "M" y me pongo a tratar de terminar la mia, pero no me nace leerme la novela de 50 sombras ni para coger ideas, entonces me encuentro en un hueco profundo, donde escribo, reescribo, borro y vuelvo a borrar, se me paralizó la musa, la inspiración, en fin, trato de pujar al corazón mio, pobrecito!, no sé si pueda, debe ser casi seguro que yo soy la "mala copia" mientras tanto, me leo "El pájaro espino" The thorn bird, y me admiro que alguien idea semejante historia, me traslado allí y veo las moscas y el calor sofocante, los ojos azules del padre Ralph, en fin, el hueco de mi "musa" se hace más hondo, y el chasco de amazon y jugar a llegar a los 100 me va dejando poco interés de jugar, sólo me queda seguir siendo fiel a mi misma, escribir a quien le guste leer que le quiero, porque eso es lo que más me gusta, querer!!!


Gerardo Fernández, sabes, me la paso llamándote Fernando en el forum, sorry, es que me confundo!!!!!

bueno, nos vemos? si, seguro que sí, buenas noches a todos!!!!

Janett

Jayja para tí... dijo...

mira Alberto si dejas el foro viajo a España y te las vas a ver conmigo!

crónicas de un e-writer dijo...

Hola, Janett.

El título "Un hombre demasiado sexy" me parece lo suficientemente original y sugerente como para dejarlo caer en saco roto. Sin otra idea más que ese título, ya dan ganas de ponerse a darle vueltas y organizar una novela.

No te preocupes si el argumento de tu novela se parece al argumento de otras novelas, es normal. Tratar de idear argumentos nuevos sólo te va a llevar a perder el tiempo y a fustrarte. Sé tú misma. Escribe lo que te apetezca, aunque se asemeje a lo que escriben otros. No pasa nada. Si algún día escribes algo nuevo, diferente, que marque escuela, seguro que será sin predemitación, y tú serás la última en enterarte.

¡Adelante con tu libro! No vas a escribir para los críticos, sino para la gente, y ésta lo que quiere es pasar un buen rato. No te preocupes de nada más que de eso. Eres mujer, y sabrás describir las fantasías femeninas mejor que cualquier hombre. Esto es lo que tienes a tu favor. Lo que te hace tirar pliegos escritos a la papelera es el miedo a la crítica de los demás; en teatro se llama miedo escénico, y no se cura nunca. Escribe tu novela, corrígela, y tira a la papelera lo que tengas que tirar. Y olvídate de pensar que alguien te pueda decir que eres una mala copia, porque si no nunca vas a salir al escenario. De todas maneras, siempre va haber quien trate de hacerte daño con una crítica, aunque seas genial.

Si te parece que las "50" te pueden gustar, leete el primer libro, a ver qué pasa, y luego decide si vas a leer la trilogía. No te preocupes demasiado en pensar que te pueda influir; seguro que aprendes a desmarcarte y a poner un punto de originalidad cuando tú escribas tu novela; y si no, tampoco pasa nada:a la gente le encanta leer más de lo mismo.

Ya sé que en el foro me llamas Fernando. En mi vida cotidiana me ha sucedido a menudo. No eres la única que se confunde. Lo siento, pero en ésto tampoco eres original. Janett, en el fondo estamos todos cortados por el mismo patrón. Hay que resignarse.

Un abrazo.

Jayja para tí... dijo...

AY!!!!!! hoy si me has molestado de verdad!!!!! jajajjaja mira que decirme poco original! yo que soy tan excéntrica, hombre os diré algo, dice mi esposo que si alguien ve otra por ahí que se parece a mí, que la empuje, porque esa es de cartón, porque Janett, hay una SOLA!!! que te parece?


Bueno, estoy en un lapsus mental, no sale, nada, nada, nada, nada, que triste, y no, no creo poder leer 50 sombras, las primeras páginas ya dejó de interesarme, pero si, tal vez logre terminar mi novela aún sin título, algún día dentro de 15 días, 15 meses o 15 años,sabes he puesto comentarios en el forum y alguna palabra no les ha gustado que me lo mandan al moderador, pero yo ni modo, sigo!!!!!! hasta que se cansen!!!!!
Ayer compre tu libro, cuando lo lea os digo!!!!

Un beso Fernando, digo Gerardo Fernando, perdón, Gerardo Fernández, o mejor "carita de mono"
en eso de "carita de mono" soy única?

y un beso a mi Alberto!!!!!!!!

bye, Janett

Jayja para tí... dijo...

Ah, PODRE PONERLE DE TíTULO

"EL HOMBRE LECHUGA"?

TE PARECE ORIGINAL?

SABES LO QUE ES UNA LECHUGA? SE LLAMA ASI EN ESPAñA? O AL MENOS HAS CONOCIDO ALGUN HOMBRE LECHUGA?

Jayja para tí... dijo...

bueno me has hecho reir y eso, es suficiente, chao amigo!!

crónicas de un e-writer dijo...

Hola, Janett.

No pretendía decir que eres poco original, sino que la mayoría de las historias que se escriben son deudoras de las que las han precedido. Y es lógico y normal que sea así. Yo, personalmente, no tengo ningún empacho en reconocer que lo que escribo tiene mil influencias.

El título "Un hombre demasiado sexy" a mí me parece prometedor y sugerente, tanto para una novela como para una película. "El hombre lechuga" estaría bien para una película de ciencia ficción mala, pero como es de broma hace gracia. En cuanto a que sea original, no sé... hay una película que se titula "Cara de acelga".

Aquí llamamos lechuga a una verdura de hojas grandes que crece a ras de tierra y se come en ensalada. La expresión "hombre lechuga" en España no se utiliza, que yo sepa, y no sé que quiere decir.

Jayja para tí... dijo...

cada vez me parezco más a ese mono, pensante, y cada vez me quedo como él, sin respuestas...

Jayja para tí... dijo...

nada yo no conozco un hombre lechuga, ni tiene ningún significado, sólo uso la lechuga en ensalada, era un chiste-pesado, y como lo que menos tengo es de chistosa, me salió mal....

crónicas de un e-writer dijo...

Blogger crónicas de un e-writer dijo...

Hola, Janett.

Ya me había dado cuenta de que lo de "hombre lechuga" lo decías en broma,pero a la vez con ironía. Como parecías algo molesta he preferido mantenerme un poco distante, para no herirte sin querer.

También había pensado que tal vez con lo de "hombre lechuga" querías decir "lechuguino", y que sólo te sabías la expresión inglesa y la habías traducido de esa forma.

En Internet no me gusta dar mi opinión, pues la falta de contacto visual hace que la gente interprete mal las opiniones, aunque sean dadas con buena intención.

Sí eres graciosa; el problema es que algunas veces soy un tonto que no sabe leer entre líneas.

Un abrazo.

Jayja para tí... dijo...

Ay, Dios!!! Amigo, no me he molestado para nada, yo os admiro a ustedes porque son muy intensos en sus conceptos literarios, como si fuesen de más o menos 100 años cada uno, me encanta y me hace feliz saber de ustedes, porque la verdad que los siento como mis amigos, de Alberto, lo desconozco todo, con excepción de sus letras, de vos, algo parecido, claro que conozco un poco más, la foto de tu profile de twitter, pero lo que importa para mi, es el alma, y esa podemos verla sin ver su foto, porque al final no he visto aún una "foto de un alma"
te doy un abrazo fuerte, amigo!!!!!!!


Janett

crónicas de un e-writer dijo...

Un fuerte abrazo, Janett.