Y qué harás ahora

¿Y qué harás ahora, mi querido hijo de ojos azules? ¿Y ahora qué harás, mi joven querido? Voy a regresar afuera antes de que la lluvia comience a caer, caminaré hacia el abismo del más profundo bosque negro, donde la gente es mucha y sus manos están vacías, donde el veneno contamina sus aguas, donde el hogar en el valle encuentra el desaliento de la sucia prisión y la cara del verdugo está siempre bien escondida, donde el hambre amenaza, donde las almas están olvidadas, donde el negro es el color y ninguno el número, y lo contaré, lo diré, lo pensaré y lo respiraré, y lo reflejaré desde la montaña para que todas las almas puedan verlo, luego me mantendré sobre el océano hasta que comience a hundirme, pero sabré bien mi canción antes de empezar a cantarla. (A hard rain`s a-gonna fall. Bob Dylan, Premio Nobel de Literatura 2016)






domingo, 10 de junio de 2012

Precuela


¿Pre qué? Precuela. No aparece en el diccionario de la Real Academia Española (R.A.E.), pero la palabra existe. Aparece en Internet y por la tele: precuela. Pues sí, tomada sola, la palabra despista un poco, pero algo se sospecha por el parecido con «secuela». Sin embargo, si oímos hablar de la precuela de Harry Potter o de La guerra de las galaxias caemos  en la cuenta y deducimos en seguida que, en realidad, se está hablando de los antecedentes de la novela y la película.

La precuela, y eso lo sabe hasta el que la inventó, no es otra cosa que una secuela. El término ahorra mucho camino; a la hora de explicar que tal o cual obra es la secuela donde se relatan las peripecias o sucesos que acontecieron antes de una narración primera, ya finiquitada en las posteriores secuelas, con decir: «es la precuela», basta y sobra para que todo el mundo entienda.

 A la R.A.E. puede que no le guste, pero, a mi manera de ver, va a suceder como en esos parques en que una campa se interpone entre los paseantes y su destino, obligándoles a dar un rodeo, y estos, buscando el camino más corto, al final hacen un sendero en la hierba que acaba por ser pavimentado.

No hay comentarios: